En la búsqueda de «bichos» tecnológicos, no todo es «COVID» lo que reluce

En ocasiones nos empecinamos mucho en buscar ciertos patrones de malwares o dominios, y perdemos la visión real sobre la amplitud de amenazas que están circulando actualmente.

Lo que voy a contar a continuación no es nada nuevo, y es que todos sabemos que en últimas semanas se han sucedido una serie de vulnerabilidades relacionadas con sistemas de videoconferencias, pero por una vez me voy a quitar el gorro de segurata y no voy a entrar en debates sobre cuál es el método más seguro, porque hay un hecho innegable y es que todos necesitamos estas herramientas como punto de unión entre un personal que si fuera de otra manera, apenas se vería las caras hasta nuevo aviso.

A razón de esta necesidad, los amigos de «sombrero negro», siempre despiertos e innovadores, han dicho «Si hay pesados como el CCN-CERT o Bloomvertech que están a la caza y captura de todo dominio malicioso que creamos sobre COVID-19, podría ser un buen regate el intentar suplantar los famosos programas de videoconferencia ahora que todo el mundo los usa»

Dicho y hecho. Luego de tanto Spam sobre mascarillas, tantos portales falsos de ONGs y contadores de COVID, el siguiente que se ha dado es generar malware bajo la falsa apariencia de Teams o Zoom, por nombrar los más clásicos y ¡Ojo al piojo! permanezcan atentos a lo que estamos descargando e instalando, porque podrían encontrarse con malware bajo la siguiente nomenclatura:
– “zoom-us-zoom_****.exe”
– “microsoft-teams_V*mu*D_****.exe”

Nunca accedan a descargar software fuera de proveedores oficiales. Y si alguien te lo comparte piratilla, mejor analiza el software con 50 antivirus y reza un padre nuestro.

Aun queda tiempo para salir el confinamiento ¿Con que nos sorprenderán en un par de días?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
LinkedIn