La flota de aviones drones de EEUU se ha infectado con un virus.

Al ver esta noticia, no pude evitar remontarme al fallo encontrado en los ordenadores que computan todos esos incontables procesos electrónicos del coloso Boeing 747 hace apenas unos meses, o lo que es más.. pensar en aquel trágico accidente del vuelo 5022 de Spanair en Madrid, del cuál´se investigó y se llegó a la conclusión que los ordenadores tenían un virus que no les permitió advertir los fallos que condujeron al fatal accidente, entonces, uno que es un curioso de estos temas piensa inevitablemente…¿Se habrá colado el virus en el sistema de «última generación» de los drones de la armada de los EEUU explotando un fallo parecido, dado por la incorrecta utilización de un núcleo UNIX desactualizado? No lo sabemos y creo, por desgracia, que tampoco llegaremos a saber, lo que si han publicado los especialistas de seguridad informática encargados de la ciberseguridad militar es lo siguiente: «Seguimos borrándolo, y sigue volviendo a aparecer», «Pensamos que es benigno. Pero no lo sabemos.» frases que desconciertan al pensar que son el equipo de ELITE de seguridad informática del país junto a otros organismos del cuerpo de «inteligencia». «Al parecer actúa como un keylogger» (malware), han afirmado, y no como era de esperar, no saben el impacto que tendrá en la red de la armada. En fin, es la cruda realidad de siempre, la industria de la aviación, en especial, la línea de vuelos comerciales, sigue invirtiendo en campañas de marketing a un coste muy elevado, con figuras internacionales como rostro principal en sus carteles, siguen armando nuevos asientos ergonómicos, y servicios mas lujosos para primera clase, en vez de invertir en lo más fundamental: seguridad. Controlar estos fallos BASICOS en un sistema operativo del cuál dependen muchas vidas es algo que debe tener total prioridad cuando estamos hablando de un sistema de transporte que puede albergar unos 500 pasajeros, porque créanlo, cuando el sistema de cómputo de un avión no funciona correctamente, no hay asiento ergonómico que valga de mucho para evitar la catástrofe!. Desgraciadamente tendrán que ocurrir más episodios trágicos en la historia hasta que las empresas tomen conciencia de la necesidad de implementar sistemas actualizador y blindados para evitar errores como los que actualmente salen a la luz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
LinkedIn